jump to navigation

C25K Semana 3 sesión 1. Domingo, 28 septiembre 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Adicto a, Deportes, dieta, salud.
Tags:
5 comments

Acojonante. En total han sido 57 minutos contando la cuesta arriba hasta el circuito, la bajada y la sesión con el podcast de ayuda; he llegado a las 193 pulsaciones por minuto (han sido los diez segundos finales cuesta arriba, no algo típico ni bueno, pero tampoco me iba a rendir) y he quemado 777 Kcal.

LOL. ¡Estoy reventado!

Couch to 5k . Viernes, 26 septiembre 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Adicto a, dieta, Personal, salud.
Tags: ,
1 comment so far

Es un programa que consiste en que durante nueve semanas vas haciendo carreras en intervalos cada vez más largos y empezando desde un minuto andando y un minuto corriendo. El objetivo es al menos correr durante media hora sin parar o hacer 5km. Pesando ciento veintidos kilos (122 kg) esperaba no durar ni un día. Pues acabo de terminar la segunda semana (que me ha llevado dos semanas hacerla, para estar seguro) y me encuentro genial.

El domingo estreno la tercera semana. Lo que supone que ya he corrido tres y voy a por la cuarta. Las herramientas que uso son mi pulsómetro para controlar un ataque (Cardíaco 😀 ) y saber cuantas calorías quemo, google earth para medir aproximadamente la distancia y unos podcasts que descubrí después de correr la primera semana en los que Robert Ullrey avisa cada intervalo y pone música para no aburrir.

Mi objetivo (aparte de perder peso) es acabar el año que viene un 5km, un 10km (la San Silvestre Vallecana 2009) y un triatlon en categoría sprint (novato).  ¿Quién se apunta?

Plantar arroz ya sale tan rentable como la coca. Lunes, 21 julio 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Con sentido, Economía, salud.
Tags: ,
1 comment so far

Para Bolivia esto son buenas noticias; con el aumento del precio de los combustibles los agricultores van a tener una alternativa viable y beneficiosa a la coca. Sin subsidios, sin leches y para consumo propio en vez de exportar.

Supongo que si el resto del mundo se lo propusiera también podría ser rentable volver a ese campo, abandonado como un perro al lado de la carretera después de darnos todo su amor.

Ya es la segunda vez que lo digo en el blog, ¡viva el Peak Oil!

via: Treehugger

¡Viva el Peak Oil! Viernes, 11 julio 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Adicto a, ahorro, Deportes, Fotografía, lonchafinismo, Personal, salud.
Tags: , ,
3 comments

O cómo he vuelto a tener un medio de transporte acorde a la ciudad en la que vivo.

Trencin es desde luego la ciudad perfecta para ella. Bratislava se queda un poquitín grande, pero tiene carríl hasta donde vivo y se puede ir a Austria con ella para disfrutar de su verde y de sus rutas. En vez de tanto ladrillo y autopistas deberían fomentar su uso con carriles seguros y bosques y parques por los que pasar.

Os presento al pedazo de chatarra que más he echado de menos en quince años. Ahora con la ventaja de caber en cualquier sitio.

Es una Author checa con compuestos de Dahon, así que no tiene por qué resultar mala. Yo buscaba la Monty ef-38 o una Brompton, pero veo que tendré que importarlas. Y con lo bestia que se ha puesto la corona ha salido un poquitín cara, pero en una semana que llevo usándola he recuperado el placer de montar. Por cierto, la foto está sacada en un carríl bici que lleva hasta Piestany, o sea, unos cincuenta kilometros o más de disfrute.

Truco lonchafinista de la semana. Viernes, 28 marzo 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Adicto a, ahorro, Burbuja, Economía, lonchafinismo, Personal, salud.
Tags: , ,
8 comments

No sé si es por ley o por imposición de la unión europea pero una de las mayores ayudas a la hora de ir a comprar el supermercado es tener un poco de paciencia y buscar la letra pequeña siempre.

Cuando leemos el precio de los alimentos justo debajo hay una muy pequeña cifra que indica el precio por kilo o por litro, así que haciendo cuentas siempre se puede saber si lo que se compra tiene un precio apropiado o si nos la están colando. El ejemplo más evidente para mí son siempre los tomates o el café. Lo uso desde hace años (desde la época de Madrid) y en Eslovaquia se hace todavía más necesario porque mi mujer no tiene el hábito del lonchafinismo y le timan por donde va y además es la única manera que tengo de saber si lo que compro tiene un buen precio o no.

Con los tiempos que vienen estos trucos van a tener que estar a la orden del día y no estaría mal recopilarlos…

¿Qué trucos lonchafinistas usáis vosotros?

Más trucos para la dieta. El frigorífico y la lechuga. Jueves, 27 marzo 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in ahorro, dieta, Personal, salud.
Tags: , , ,
2 comments

No sé a vosotros, pero yo muchas veces me he encontrado al abrir el frigorífico una lechuga que ha generado su propio líquido primordial y amenaza con violar al resto de las verduras, arrinconadas con pavor al fondo del cajón.

Ese cajón, que traen todos los frigos, es como el agujero de las cárceles; si metes algo ahí lo olvidas hasta que se pudre o cobra vida. Además da pereza limpiarlo, por lo que al cabo de unos meses tiene su propio ecosistema donde se podrían plantar patatas y protegerse del cambio climático y del invierno nuclear (al menos salvaríamos el pie).

Uno de los trucos más sencillos para comer más verdura es precisamente librarse de esos cajones que con sus colores oscuros acaban por ocultar su contenido. Una vez los quitas se abre un espacio con grandes posibilidades y protegido de goteos por la bandeja que tiene encima. ¡Libraos de los cajones! ¡Usadlos en algún armario para guardar las lentejas y los garbanzos!

El segundo truco para la dieta es el salvamento de esa lechuga. Las ensaladas están muy bien pero (otra vez ella) la pereza hace que sea más fácil abrir una lata y ponerla a calentar que dedicarse a limpiar y cortar una lechuga, día tras día, para engullir un poco de fibra. El truco está en hacerlo justo el mismo día que entra por la puerta. Es una maravilla tener toda la lechuga puesta en un bol grande y colocada visiblemente dentro del refrigerador, de tal manera que esté tirado coger un puñado, echarla en un plato y aliñarla. En un par de días está finiquitada y no va a tener tiempo de estar operativa y lista para la acción.

En resumen. Soy un perro.

Me voy al ejército. Jueves, 6 marzo 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in friki, Personal, salud.
Tags: , , ,
add a comment

Durante el viernes voy a asistir a mi primer baile VIP. El ejército checo organiza uno en Brno y asistirá hasta el ministro y por supuesto no han podido dejar pasar la oportunidad de invitar al que introdujo las siestas con almohada en la parte trasera de la ambulancia durante los despegues y aterrizajes de los F15 en Zaragoza… 😀 Todo un hallazgo por mi parte y una revolución comparable al arte de la guerra de Sun Tzu.

En realidad el novio de mi cuñao, que es el organizador, nos va a colar. Por supuesto no sabe lo que hace, porque si lo supiera ahora mismo estaría comiéndose hasta la raíz de las uñas pensando si largaré un striptease al personal o si, borracho, cantaré el Bohemian nuevamente. Nunca se sabe.

Lo que más odio de todo es que la suegra me va a obligar a bailar y no hay cosa peor para mí que bailar música que no me gusta y tener que sonreír como si flipara de felicidad y con lagrimones cayéndome mientras suenan los pajaritos versión Zcech. Creo que se le daría bien la tortura de cuestionables.

Tras las maniobras del viernes pasaremos el fin de semana dando barrigazos en los centros comerciales de Brno, porque hay que comprar… No sé qué, pero es su hobbie. Yo me armaré de paciencia y esgrimiré mi mejor sonrisa.

Tras un fin de semana que se espera tormentoso (al menos en mi conciencia) me espera, a mí y a mi mujer, otros cinco días con la familia en las montañas de Orava, donde van a esquiar; yo peso demasiado y a mi mujer la rotula le hizo hula hoop alrededor de la rodilla este verano en la playa. Comeremos mucho (adiós a la dieta) y nos bañaremos en aguas termales. No hay televisión, ni teléfono, ni por supuesto internet. Pero me voy a llevar todo el equipo fotográfico que tengo para ver si corro más que los osos mientras les saco la sonrisa.

Si alguien tiene el teléfono de Rambo, que me lo dé para saber si tiene huevos de cambiarse por mí. 😀

P.D: Nos vemos en una semana, para el GP de Australia de F1. 😀

Diez consejos para una buena dieta. Lunes, 25 febrero 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Adicto a, Deportes, Personal, salud.
Tags: ,
3 comments

1. Cuidado con la cena. Es el momento más difícil del día porque una vez en casa, después de trabajar y comer en cualquier sitio y de cualquier manera, tenemos libertad para cocinar lo que queremos y eso nos induce a hacerlo mal y en mucha cantidad. Cena como un pobre.

2. Empieza por la ensalada. Te quitará el hambre.

3. Come despacio. Veinte minutos es lo que tarda el cuerpo en decir basta.

4. Escucha al estómago y a la boca. Muchas veces el hambre no es hambre; es sed.

5. Bebe bastante agua.

6. Días alternos. Hacer dieta puede convertirse en un infierno, pero hay una manera evitarlo. En traineo hay un grupo que sigo y que consiste en un día normal y al día siguiente un día de dieta (Up Day Down Day). Puede parecer una tontería, pero sin llegar a los extremos que hay en ese foro tiene su lógica. Si un día comes normal y al día siguiente haces dieta, al cabo de una semana has hecho dieta durante tres días. Así de fácil. Si se te presenta alguien que quiere ir al cine puede ser doloroso rechazar la oferta; o puedes ir y no comer nada, pero eso supone mucha fuerza de voluntad y si he tenido el peso que he tenido, no ha sido por fuerza de voluntad precisamente. El hacer dieta a días alternos proporciona una estrategia para poder desplazar la tentación. Hoy no puedo, pero mañana sí. Y funciona, vaya que si funciona.

7. Escribe un diario. Anota en él las sensaciones y las ideas que tengas, el peso perdido y los objetivos. Así descubrí que muchas de las comidas que hacía eran por sed en vez de hambre (punto cuatro).

8. Haz deporte. La dieta está bien pero si lo que deseas es tener salud, a qué viene no estar en forma. No digo que te plantees hacer una maratón, pero en mi caso con una bici estática estoy haciendo una media de cien kilómetros semanales que son unas dos mil quinientas calorías. Eso son las calorías de un día normal de comida: Uno a la semana, cincuenta y tres semanas al año, siete semanas (casi dos meses) que tacho de la dieta, no está mal. Con veinte o treinta minutos al día para empezar está bien.

9. Rompe las mesetas descansando. La ilusión de ver cómo la báscula baja empuja a forzar la máquina; más ejercicio, más dieta, más, más, más,… Hasta que el cuerpo dice basta y deja de hacer lo que quieres. No baja el peso, cansancio, mal humor. Es el momento de darse un respiro y dejar que el cuerpo tome aire. Dos o tres días sin dieta ni ejercicio pueden obrar milagros en el ánimo y en la salud. Y si hace falta, una semana. Una vez pasado ese tiempo el cuerpo quiere volver a los malos hábitos y busca excusas para no subirse otra vez en la bicicleta o quitar calorías de nuevo. Empieza suavemente y sin agobios, como los primeros días y al poco tiempo todo volverá a la normalidad.

10. Hazte con un pulsómetro. Muchas veces oímos en televisión o en la radio lo de invertir en salud y si hay un gasto duro de asimilar es el del pulsómetro, pero para mí es la mejor herramienta que he tenido. Mi modelo tiene un extra importante, el contador de calorías personalizado con mi peso, edad, género y estado físico que me ayuda a no frustrarme si el peso no baja. Luego apunto los datos en el diario y hago una gráfica con Numbers (la competencia magnifica de apple para el Excel).

Por cierto, ya van nueve kilos perdidos desde los ciento treinta, así que estoy a punto de bajar una cifra en las decenas. ¡Yipiiiiiiiiii!

Y recuerdo que no soy médico, así que no me hago responsable de cómo se use lo que he escrito. Sólo pido un poco de sentido común. 😀

Los Monty Python fueron profetas. Miércoles, 13 febrero 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Adicto a, Burbuja, Cine, Con sentido, Economía, friki, Personal, salud.
Tags: , , ,
2 comments

Llevaba tiempo buscando cómo definir a los EEUU y lo que van a provocar con su recesión -o depresión- sin resultado, pero hoy me he levantado con la bombilla en modo supernova sabiendo lo que tenía que encontrar en Youtube. Y allí estaba, con una calidad impresionante; como esperándome. Los Monty Phyton fueron proféticos.

Cambiad al señor Creosote por USA, las vomiteras son la deuda que vende a otros países para financiar su fiesta (especialmente en lo militar; es como si te vomitara como precio para seguir dándote por culo) y el reventón… Bueno, digamos que se va a ir sin pagar la cuenta, dejando al mundo hecho unos zorros y sin poder cobrarle a nadie.

Os presento al señor USA

¡La mejor dieta que he hecho! Viernes, 25 enero 2008

Posted by Mr. Guiyotinne in Adicto a, Deportes, Personal, salud.
Tags: , , ,
2 comments

Contestando a Nice, que quiere saber cuanto he perdido, he decidido que os podáis asomar a la página de Traineo en la que apunto todo lo que me va ocurriendo en la dieta y en el ejercicio.

Traineo forma parte de la Web 2.0, lo que eso quiera significar (que sí, programitas que residen en la web y más interacción entre sus usuarios) y consiste en una ayuda gráfica en la que apuntas todos los objetivos y comentarios sobre tu actividad física. Es una gran ayuda. La primera vez que le eché un vistazo me echó para atrás el tema de las unidades; no quería estar cambiando a piedras y pulgadas cada vez que quisiera señalar algo. Eso ha cambiado y ahora lo hago como quiero. Van a actualizar y añadir una herramienta de cálculo de calorías por alimento y eso será el doble de útil para hacer un seguimiento de la dieta. Una página que no tiene desperdicio. Recomendada al cien por cien.

Por ahora llevo cuatro kilos y medio perdidos desde que me inscribí, allá por finales de Noviembre, pero antes ya había empezado el arduo trabajo de quitarme los flotadores que me bailaban por la cintura.

Todo empezó en el cumpleaños de mi cuñado cuando al volver de ese fin de semana descubrí que había llegado al récord de ciento treinta kilos (¡130 kg!). O sea, desde que me casé hace dos años había pillado doce kilos. Me entró un repelús de cuidao y supe que tenía que hacer algo. Es fácil decir cada día que vas a hacer dieta pero dejarlo para el siguiente y si encima tienes una familia política generosa (come de esto y de aquello y sírvete más y cómete el resto,…) pues peor. Sobre esto último tengo algo que decir. Que no me venga nadie con lo de que siempre puedes negarte, porque incluso cuando mis padres vinieron de visita durante el verano no pusieron ni una réplica en comerse lo que mi suegra hizo (tortilla de patatas al estilo eslovaco) para no herir sus sentimientos, a las diez de la mañana y con champán. Y eso va por todos. Seguro.

Bueno, al tema. Estoy en ciento veintitrés kilos. Eso son siete perdidos desde Mayo y con un verano y unas navidades de por medio. No voy al Guinnes, pero tampoco está mal. Sobre todo porque desde Noviembre la bajada ha sido estable. Y eso lo he conseguido con una bicicleta estática (la más barata que encontré y que tenía un peso máximo recomendado de cien kilos), alrededor de cincuenta minutos de ejercicio diario mientras escucho La Linterna por internet y el JUDDD.

¿Qué es el JUDDD? Jonhson´s Up Day Down Day. Consiste en establecer la costumbre de comer normal un día y el siguiente no ir más allá de un cierto número de calorías que en mi caso no pasa de las setecientas. ¿Peligroso? Para nada. Seguro que muchos de vosotros después de un día brutal de comida habéis ayunado o apenas comido al día siguiente (¿Nochevieja, alguien?) Y en eso consiste. Me da igual si tiene beneficios en el metabolismo y demás. A mi me funciona porque elimina el estress de una dieta de mil quinientas calorías todos los días, pero al final tiene el mismo resultado (excepto que el cuerpo no se habitúa) sin sufrimiento. Hoy no me como esos pinchitos, lo dejo para mañana. En el mismo Traineo hay un grupo dedicado a esa dieta y está lleno de gente a la que le funciona y el autor va a publicar un libro con los estudios en los que se ha basado (repito, me da igual que sea cierto o no). El truco está en no atiborrarse en los días normales y aprovechar los bajos. Al principio se hace un poco cuesta arriba, pero luego vas buscando los días bajos como si fueran de descanso o incluso de reorganización. Funciona de maravilla y educa al cuerpo a no buscar el abuso al comer; lo tranquiliza. Tanto que luego, en los días de grandes comidas, no hay ganas de comerse hasta el plato . Que es precisamente lo que me ha ocurrido esta navidad; no he cogido ni un kilo.

Por ahora todo marcha y aunque mi objetivo final es bajar de cien en una primera etapa (hasta el nacimiento del friki que ahora carga mi mujer) tengo otra intermedia; en Marzo asisto a mi primera recepción marcial con un Vals en la Republica Checa y he de ir mejor de lo que estoy ahora. Ya contaré que tal.

Si probáis la dieta o queréis preguntar algo de ella me tenéis a mí en los comentarios o al grupo en Traineo, que es magnífico.